Lipieza, por Isa Lora

29 Septiembre 2011

"QUE El Puerto no está limpio, es sabido por propios y extraños. Que la culpa no es sólo del Ayuntamiento, es obvio; que tampoco es sólo de los portuenses, también es cierto. Entonces, ¿quién es el responsable o los responsables de esta situación? Pues todos tenemos nuestra parte de culpa. Unos, por ensuciar; otros, por no denunciar al que ensucia; los otros, por no limpiar a fondo y los de más allá, por no hacer que los que tienen que limpiar a fondo, lo hagan."

Tal es la magnitud del problema que se ha creado una plataforma integrada por ciudadanos anónimos que ya se han reunido con el alcalde y con la concejala de Medio Ambiente para proponerles soluciones a este gran problema. Hay que tener muchas ganas y, sobre todo, mucha ilusión para que esto se solucione como para llegar adonde han llegado. Ahora lo que hace falta es que poco a poco vayan llevando a cabo todas las propuestas que sean viables y que no se desanimen y sigan adelante.

Por otro lado, una vez más, el Centro Comercial Abierto está poniendo en marcha una campaña para mantener limpio el centro. Ya han limpiado varias paredes y retirado gran parte de los carteles que inundan las fachadas del centro, especialmente las de los comercios que están cerrados, que por desgracia son bastantes. De seguir así, implicándose tanto en la vida del centro y haciendo lo posible por reactivar el comercio, estoy segura de que tanto esfuerzo se verá recompensado en breve porque es lo que se merecen las personas emprendedoras y con ganas de hacer cosas.

Así que por una parte unos y por otra parte otros, junto con la ayuda del Ayuntamiento y la colaboración de los ciudadanos de a pie, podremos conseguir que El Puerto se vaya viendo cada vez más limpio y con mejor aspecto. Tenemos que educar a nuestros hijos desde pequeños para que utilicen las papeleras, a nuestros mayores para que saquen la basura a su hora y no antes, y lo que es más complicado, hacerles ver a los dueños y dueñas de los perritos la necesidad de recoger los "regalitos" que dejen sus canes, porque es de lo más desagradable tener que ir por la calle mirando el suelo. Yo no he perdido la esperanza de que algún día se consiga, con la ayuda de todos. Gracias por leerme.