El CCA propone celebrar la Feria de abril en la margen izquierda

24 Agosto 2012

margen_izquierda_rioEl Centro Comercial Abierto afirma que se potenciaría la imagen de la fiesta, abriría la ciudad al río y los negocios del centro no tendrían que cerrar en esos días.  

margen_izquierda_rioEl más célebre de los carteles anunciadores de la Feria de Primavera y Fiestas del Vino Fino de El Puerto, el que dibujó en 1989 el pintor Juan Lara para anunciar el festejo, representa a dos jóvenes ataviadas con traje de gitana con el fondo del río Guadalete y la imagen del casco histórico portuense recortada en el horizonte. La visión que tuvo Juan Lara de una Feria de Primavera en el antiguo Coto de la Isleta, sería premonitoria si prospera la propuesta del Centro Comercial Abierto (CCA) para que se estudie la posibilidad de trasladar el Real desde su actual ubicación en Las Banderas a la margen izquierda del río Guadalete, donde existe una amplía bolsa de terrenos baldíos en la que los comerciantes creen posible instalar la fiesta grande portuense. La ocasión es ahora, una vez construida la pasarela peatonal, que vendría a unir el nuevo recinto ferial con el casco histórico, cuyos negocios, hostelería, hoteles e infraestructuras participarían en la fiesta, generándose sinergias que podrían resultar muy positivas para la actividad económica y la revitalización del casco urbano.

El CCA estará atento a la Feria Gastronómica de la Vendimia, que se celebrará del 29 de agosto al 2 de septiembre próximos y que puede ser un banco de pruebas para evaluar la viabilidad de esta bizarra propuesta.

El presidente del CCA, José María Godínez, expuso ayer algunos de los argumentos a favor del traslado de la Feria a estos terrenos de la Autoridad Portuaria. En primer lugar serviría para acercar la fiesta a la ciudad, "para que el centro no se quede muerto durante esos días". De esta forma, el centro urbano y sus negocios se integrarían en la Feria, con un impacto positivo sobre el turismo. Puntúa además a favor la cercanía de estos terrenos portuarios a la estación de ferrocarril, los catamaranes, paradas de autobuses y transportes públicos en general. No sería por ejemplo tan necesario el dispositivo especial de transporte público que se pone en marcha actualmente, al no quedar el recinto ferial en una zona rural tan alejada.

Otra cuestión a destacar sería el realce estético que tendría la Feria de Primavera al lado del río Guadalete, con el perfil urbano del centro histórico enfrente de las casetas, en la otra orilla, una imagen que daría valor añadido a la fiesta y ofrecería una estampa inédita dentro de las ferias andaluzas, constituyendo un referente de atracción turística.

La propuesta enlaza con la política de volcar la ciudad al río que viene propugnando el Ayuntamiento con la construcción de la propia pasarela y el arreglo del paseo de la Bajamar.

En el balance contrario estarían los posibles problemas de aparcamiento, que el CCA considera que no son tales, al estar cerca los estacionamientos de Bahía Mar, La Victoria, Bajamar, Valdelagrana y el casco urbano. Otro elemento en contra sería el impacto del ruido generado por la actividad ferial, que deberá estudiarse en la Feria Gastronómica de la Vendimia.

José María Godínez anima a la ciudadanía a abrir el debate y al Ayuntamiento a estudiar la viabilidad económica y técnica de la propuesta, ya que "sería muy atractivo la ubicación de la Feria enfrente de la ciudad y al lado del río, en un lugar muy accesible desde cualquier lugar de la provincia". El CCA considera por lo tanto que la propuesta "puede ser viable".


 


Fuente: Diario de Cádiz