El CCA espera luz verde para actuar ahora sobre el mobiliario urbano

12 Noviembre 2012

antonio_gravanEl mantenedor contratado por la entidad se ha centrado hasta ahora en las pintadas y espera autorización para otras mejoras.

antonio_gravanDespués de dos meses y 200 horas de trabajo de lunes a viernes, el mantenedor contratado por el Centro Comercial Abierto (CCA) ha eliminado ya la mayor parte de las pintadas y cartelería de las calles más céntricas, así como basuras acumuladas en las entradas de locales comerciales cerrados, rejas y cierros de viviendas vacías. Así, las calles en las que se ha actuado hasta la fecha han sido Palacios, San Bartolomé, Nevería, Larga, Ganado, Luna, Santa María, Jesús Cautivo, Descalzos, Juan Gavala, Plaza de la Cárcel, Cielo, Pagador, Santo Domingo, Diego Niño, Cervantes, Vicario, Ricardo Alcón, Recta, Curva, La Palma, Santa Lucía, Federico Rubio, San Sebastián y Ribera del Río.


Además, mediante esta iniciativa se está colaborando con la Policía de Barrio en la detección de nuevas pintadas para identificación de autores, para aplicar si fuera posible las oportunas medidas sancionadoras que dicta la nueva ordenanza municipal de Convivencia. También se está informando a los agentes de las fincas abiertas y ocupadas ilegalmente, en las que en muchos casos se ha procedido a su tapiado inmediato.


La presencia del mantenedor ha generado, además, la colaboración ciudadana, como en el caso de un centro educativo que ha facilitado pintura para estas tareas de limpieza de graffitis y algunos particulares y comerciantes que también han aportado pinturas para facilitar el trabajo en sus fachadas.


La figura del mantenedor urbano surgió de la necesidad del colectivo empresarial del CCA, por una parte, de adecentar y mejorar la imagen del centro histórico que es su espacio o escaparate comercial, así como con el objetivo de dar un paso más en la gestión del centro urbano como un área turístico-comercial, siendo un ejemplo de cómo puede funcionar un centro urbano con servicios que hasta ahora sólo se ofrecían en centros comerciales cerrados.


Hasta la fecha se han realizado labores de limpieza, siendo el siguiente paso poder realizar trabajos de adecentamiento y mantenimiento, para lo que el CCA está a la espera de obtener autorización municipal y así actuar sobre el estado del mobiliario urbano en cuanto al aspecto de los bancos, papeleras, farolas, bolardos y señales, según el informe elaborado por el CCA y que está en poder del Ayuntamiento.


 


Fuente: Diario de Cádiz