Candón escucha las quejas de hosteleros y comerciantes y retrasa la obra de Larga

30 Marzo 2015

Los trabajos se pospondrán hasta el mes de septiembre, justo después de la festividad de la Patrona Las tres fases previstas en principio se convertirán presumiblemente en dos
Dicen que rectificar es de sabios y ayer el alcalde, Alfonso Candón, se apuntó un tanto al escuchar y atender las demandas de los hosteleros y comerciantes que le alertaron de que ejecutar una obra como la reforma de la calle Larga en plena primavera y casi metiéndose ya en el mes de julio, era una locura.

En la mañana de ayer responsables municipales y de la empresa de aguas, Apemsa, mantuvieron una reunión sobre este asunto y decidieron retrasar el inicio de los trabajos hasta el día 9 de septiembre, después de la festividad de la Patrona de la ciudad, de manera que los tres meses previstos para los trabajos se prolongarían justo hasta antes de las fiestas navideñas.

También ayer por la mañana el alcalde y parte de su equipo se trasladaron hasta la calle Larga para consultar directamente la decisión con algunos comercios y establecimientos de la zona, comprobando la incertidumbre y el malestar que se había generado en torno a este asunto.

Aunque la decisión de retrasar las obras ya está tomada, en los próximos días habrá que perfilar con más detalle algunos aspectos que afectarán a la actuación, que consistirá en la renovación del sistema de saneamiento de la calle desde la plaza de Isaac peral hasta la plaza de los Jazmines, así como la reposición del antiguo adoquinado de esta céntrica vía. En este sentido, cabe recordar que había una demanda al respecto por parte de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, que hace años ya multó al Ayuntamiento portuense cuando siendo alcalde el independiente Hernán Díaz se eliminaron los adoquines cubriéndolos con una capa de alquitrán.

En principio los planes municipales pasaban por ejecutar esta actuación en tres fases, la primera de las cuales iba a llegar hasta la calle Chanca, pero se está sopesando la posibilidad de acometer las obras en dos tramos, con lo cual probablemente esta primera fase llegaría hasta las inmediaciones del hotel Monasterio.

Con esta decisión el alcalde atiende a las demandas ciudadanas y también de la oposición municipal, que se había mostrado unánime al considerar que las obras eran necesarias, aunque no compartían la idoneidad del momento escogido para acometerlas, en plena primavera y justo en una época en la que los establecimientos hoteleros reciben a numerosos visitantes atraídos por el buen tiempo y los diferentes eventos que se suceden cada año en estas fechas, como la motorada, las ferias de El Puerto y Jerez o la cita con las Harley Davidson que acogerá Puerto Sherry en el mes de junio. Incluso el socio de gobierno del PP, el Partido Andalucista, había expresado públicamente su disconformidad con la fecha escogida en un principio.