CCA
  • imagen CCA
  • imagen CCA
  • imagen CCA
  • imagen CCA
  • imagen CCA
  • imagen CCA
  • imagen CCA
  • imagen CCA
  • imagen CCA

Foro CCA y Hoteles de El Puerto. Autoridad Portuaria perfila el proyecto del río y apuesta por acelerar trámites

21 January 2020

Teófila Martínez desgranó ayer las acciones fase por fase en el segundo foro profesional Aunque no se habló de fecha sí mostró gran interés por empezar “cuanto antes”
Ansiosa por comenzar a trabajar y acelerar los tiempos. Así se mostró ayer por la mañana Teófila Martínez, actual presidenta de la Autoridad Portuaria (AP), en el segundo Foro profesional de Innovación, Turismo y Comercio que se celebró en el restaurante La Venencia del Real Club Náutico.

Como no podía ser de otra manera ella tenía que estar allí ya que la segunda edición de estos encuentros -organizados por el Centro Comercial Abierto (CCA) y la asociación de Hoteles de El Puerto con el objetivo de debatir sobre los asuntos de la ciudad- se centraba en el aprovechamiento turístico y comercial del río, una deuda eterna que la ciudad mantiene aún sin resolver. “Ideas ha habido muchas, intenciones también, pero materializaciones pocas”, aseguraba José María Godínez, director del hotel Los Cántaros, justo al inicio del encuentro.

Se dice mucho y se hace muy poco- “El Guadalete, el río del olvido, ha sido olvidado”-. Pero, a pesar de la eternidad del asunto “siempre tenemos que pensar en positivo y mirar hacia delante”.

Y ahí es donde entra en juego Teófila, dispuesta a poner en valor y saber vender lo que ya está instalado, como por ejemplo la lonja (“El Puerto tiene sus singularidades pero también son parte de sus fortalezas”), conseguir una urbanización atractiva del entorno (“Nadie va a colocar una instalación moderna en un descampado, desconectado, con malas entradas y sin relación con la sociedad”) e invitar a la ciudadanía a descubrir aquella zona (“Todo lo que no se conoce es muy difícil que sea rentable”). En definitiva: poner bonito la margen izquierda del río, integrarlo en la ciudad, llenarla de vida y que te entren ganas de darte un paseo por allí.

En eso Teófila tiene experiencia. Ya lo hizo en Cádiz cuando se encontró una vía de tren que partía la ciudad en dos. Y ahora, va a hacer lo mismo aquí y sacar todo el potencial, planteando varias acciones en tres áreas de trabajo que han sido definidas como “zonas de oportunidad”. No obstante, esto será poco a poco en pequeñas fases. Aunque no se han hablado de fechas, sí que se ha especificado un orden. No obstante, a pesar de las actuaciones planteadas, aún se va con pies de plomo y se mantienen a la espera de ver cómo van a evolucionar las necesidades de la ciudad.

ZONA 1. MARGEN IZQUIERDA
La primera será la Zona 1. Y no sólo por su nombre, sino por su importancia, ya que este área -que abarca desde la pasarela del parque hasta la glorieta de Las Américas- es la pieza fundamental de este proyecto a la hora de conseguir la integración definitiva en el casco histórico. Indudablemente, esto se conseguirá con dos nuevas pasarelas. La primera, que sería peatonal, desembocaría a la altura del muelle del Vapor, mientras que la segunda, donde sí habrá tráfico, se situaría aproximadamente a la altura del Resbaladero. Asimismo, desde Valdelagrana también se ha proyectado una vía directa que cruza esta zona y que conectaría directamente con la glorieta de Las Américas para facilitar la llegada al centro.

Con este despliegue no será para nada complicado conseguir llegar a los territorios de la margen izquierda -que a día de hoy están prácticamente desérticos-, donde ya se han barajado distintos usos para el suelo, tanto públicos (una zona verde de 40.000 metros²), como privados (negocios de hostelería), a los que se podrá acceder mediante concesión (donde se pagarán tanto tasas de ocupación como de actividad). Todo esto, junto con los aparcamientos de la Bajamar (cuya obra salió a concurso y para la que aún no hay concesionaria), son considerados por la Autoridad Portuaria como “piezas claves que hay que poner en valor” para garantizar el buen desarrollo de las siguientes fases y la “motivación del resto de la ciudad”.

ZONA 2. ESPIGÓN Y PUNTILLA
En segundo lugar le tocará el turno a esta zona cuya situación también está regulada desde el 2009, cuando Ayuntamiento y AP firmaron un convenio. Aunque dicho documento se paralizó en julio del año pasado por “defectos en la redacción”, a día de hoy tanto la idea como el acuerdo inicial siguen en marcha: ceder al Ayuntamiento la parcela triangular (donde se levanta la Ciudad Deportiva, una gasolinera y una zona verde) y la enajenación de suelo para la construcción de hoteles y viviendas de VPO.

ZONA 3. ESPIGÓN Y VALDELAGRANA
La última, pero no por ello la menos importante, consistirá en mantener impecable -tanto en el lado de la desembocadura, como el que da a Valdelagrana- una zona que a diario es la primera imagen que los visitantes ven de la ciudad. Asimismo, también se plantea la posibilidad de funcionar como muelle tanto para los yates de gran envergadura, como para las embarcaciones que trabajan en la reparaciones de cruceros.